Minientrada

cropped-dsc0203raquel.jpg

 Noviembre Sostenido

Le dueles a la vida

en tu noviembre sostenido.

En el mar de tu blanco otoño,

y en tu almendro de boca

en primavera.

 

Le dueles a la vida

en tu júbilo de paz

y en las hondas estelas de tus pasos.

En el milagro claro de tu voz

y en la risa fresca de tu aurora.

 

En el silencio de tu noche oscura,

y en la blanca franja de tu dicha.

En tu ausencia salvaje y

en el desgarro ausente

de tu vuelo al olvido.

 

Y en la pálida muerte. 

Le dueles, mujer.

Porque le haces sombra.

 Le dueles, mujer.

En tu calmo noviembre.

 

Anuncios