VOLTEAR LA CABEZA

_DSC1265Hoy es de esos días en los que uno se siente un poco más viejo, en los que la vida se empeña en recordarnos que puede llegar a ser cruel como un potro de tortura. En los que las llamas de la esperanza deciden cubrirse de plomo y por más que uno quiera ver la luz solo respira pozos y agonía.

Hoy es uno de esos días en los que me cuesta creer en los amigos o en la ilusión del amor puro, en los que me cuestiono que exista el respeto, en los que me siento alfombra, y la vida, la puta vida, se me hace cemento a cada paso.

En un rincón de los riñones se me afincó el rencor, y en los pulmones un odio intoxicado. Y en el corazón, ay el corazón hermoso y rojo, la tristeza perpetua y honda que me muerde en carne viva; y la piel se quema a trozos de tanta lágrima desierta.

Quiero voltear la cabeza, voltearla, voltearla, y no ver. No quiero ver las penas de mi belén partido, del espejo incierto y esperpéntico que hoy me asoma.

Y además, ha muerto joven. Deja hijos y unas ganas de vivir repletas de hambre y lucha,  esfuerzos titánicos y ansias de permanencia en este mundo jodidamente hermoso.

Anuncios

2 pensamientos en “VOLTEAR LA CABEZA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s